Cine fantástico, de terror y de ciencia ficción. Revista online - Scifiworld http://www.avia.scifiworld.es Sun, 22 Apr 2018 16:12:05 +0200 Joomla! - Open Source Content Management es-es Ciclo Cine de los 80's en TRECE http://www.avia.scifiworld.es/tv/ciclo-cine-de-los-80s-en-13tv.html http://www.avia.scifiworld.es/tv/ciclo-cine-de-los-80s-en-13tv.html Ciclo Cine de los 80's en TRECE

TRECE dedica este sábado 20 de abril a títulos imprescindibles de esa década como "La Historia Interminable" o "Lady Halcón"

Este sábado, TRECE ofrece a los espectadores la oportunidad de regresar a su infancia o juventud y vivir el cine de los 80. La programación estará dedicada a los títulos más destacados de dicha década. Los espectadores podrán disfrutar de títulos icónicos de la historia del cine, viajando en el tiempo y recordando grandes obras que, aún hoy, siguen siendo una referencia.

 ‘La historia interminable’ será el plato fuerte, pero vendrá acompañada por otros títulos imprescindibles como ‘Lady Halcón’ o ‘Tras el corazón verde’. Actores de la talla de Mel Gibson, Michelle Pfeiffer, Kurt Russell o Arnold Schwarzenegger representarán el espíritu del cine ochentero.

Además de la proyección de grandes películas, TRECE dispondrá de contenidos en su web y redes sociales sobre estos títulos, completando así una experiencia que llenará de nostalgia a los fans del cine de los 80 y permitirá que nuevos espectadores redescubran esta fantástica década del séptimo arte.

Un sábado para el recuerdo

El sábado 21, la programación de TRECE contará con varios platos fuertes a lo largo del día, con gran presencia del cine fantástico de los 80. A las 15:00h. llega ‘Tras el corazón verde’ (1984), una divertida aventura ambientada en la selva sudamericana, con Michael Douglas, Kathleen Turner como protagonistas y con Danny DeVito completando el reparto en un fantástico papel secundario.

A las 17.30h, turno de la secuela de la película anterior. ‘La joya del Nilo’ (1985), obra que consigue igualar el humor de la película original con una nueva aventura para los protagonistas, con un arriesgado rescate como hilo conductor.

A las 19.00h TRECE emite una de las películas más icónicas de los 80, ‘La historia interminable’ (1984), toda una referencia en el cine de fantasía que logró conmover al público con una serie de personajes geniales y una dirección artística maravillosa.

A las 20.30h se emitirá ‘El guerrero rojo’ (1985), obra protagonizada por uno de las grandes referencias del cine de acción de los 80, Arnold Schwarzenegger, que acompaña a Brigitte Nielsen en esta película de fantasía.

A las 22.00h, en el Cine Sin Cortes, TRECE cerrará el ciclo con otra joya de los 80, ‘Lady Halcón’ (1985), una película que narra un romance fantástico entre Michelle Pfeiffer y Rutger Hauer, que serán víctimas de una terrible maldición.

Contenido sobre el ciclo en redes

El cine de los 80 no solo llegará a las pantallas de TRECE, sino que también contará con contenido en sus espacios digitales. En trecetv.es los espectadores podrán encontrar noticias con información acerca de las películas. Además, en Twitter se apoyará la emisión de las películas con curiosidades sobre los títulos a través de las cuentas oficiales del canal, permitiendo a los seguidores interactuar a través del hashtag #VuelvenLos80TRECE. De esta forma, el canal se vuelca de lleno con el cine de esa década y ofrece a los espectadores una oportunidad única para hacer un viaje cinematográfico apasionante.

 

 

 

]]>
ignacio@artisticfilms.es (Ignacio López Vacas) TV/VOD Fri, 20 Apr 2018 11:01:13 +0200
Una odisea fascinante. Episodio cuarto. http://www.avia.scifiworld.es/home/una-odisea-fascinante-episodio-cuarto.html http://www.avia.scifiworld.es/home/una-odisea-fascinante-episodio-cuarto.html Una odisea fascinante. Episodio cuarto.

ENTREACTO.

Desde el principio, el público quiso a Mickey Mouse. Posiblemente porque estaba dibujado a partir de círculos, una forma que es un perfecto reclamo psicológico y que crea en el espectador una sensación, un gran sentimiento de seguridad y entereza.”

                                             Frank Thomas y Ollie Johnston. Too Funny for Words, 1987.

Cuando me acerco al entrevistado, me gusta que se produzcan un choque con el entrevistador. Que se produzca un intercambio de ideas, estructuras, esquemas, porque creo, sinceramente, que es una de las maneras más directas de aprender del otro. En este caso, y tengo que ser sincero, me arrope con mi dvd portátil para enseñarles dos momentos de dos películas míticas para mí y poder discutir sus secretos a Christian Dan y a Borja Montoro. No lo hice con David Míguez, porque no sabía muy bien en qué consistía su trabajo, así que en ese trasvase de saber fui en desigualdad pero no me importó (¡sagrada inferioridad!), aprendí muchísimo en su valiosa media hora. El Jorobado de Notre Dame (Kirk Wise y Gary Trousdale, 1996) fue mi opción con Christian y la secuencia del rescate de Esmeralda por parte de Quasimodo, nuestro objeto de estudio. Le pregunté que cómo hubiera sido su trabajo si se lo hubieran propuesto a él. Me explicó pormenorizadamente cada paso dado y ante mí vi una claridad que me hizo ver la secuencia con otros ojos, empezando por su base misma con el proceso de layout en 2d y en 3d por ejemplo. Hablamos de esa conceptualización acerca de la figura del círculo, o en este caso de la elipsis simbolizada en el trayecto que realiza Quasimodo desde que va soltando la cuerda hasta levantar en brazos el cuerpo desfallecido de la zíngara. El plano comienza con un paneo de arriba, mostrándonos un cielo plomizo anaranjado, a abajo, representando el Paris infernal del juez Frollo, y evidenciando el protagonismo geométrico del círculo sobre el rosetón de Notre Dame.

                    Quasi

Con Borja Montoro fue diferente. Pero es que él es diferente. Proyecta una cosa y después es otra. Al dibujante le puse una secuencia del Libro de la Selva (Wolfgang Reitherman, 1967), donde Baloo y Bagheera discuten el destino de Mowgli en una impagable y preciosa noche en la jungla. Para el que suscribe una de las transiciones mejor realizadas, no ya de la animación sino de la ficción en general. Es un momento difícil porque no paran de hablar los personajes, si he dicho bien, personajes como me decía Borja porque no tenemos que olvidarnos que no estamos ante un oso y una pantera sino que son actores disfrazados (en este caso serían Phil Harris y Sebastian Cabot). Lo que discuten es muy importante para la supervivencia del chico pero algo pasa, muy disimuladamente, delante del espectador. Algo mágico, sutilmente hablando, (otra vez estamos con los detalles). Una prueba de fuego animado. Somos testigos de un amanecer. La conversación entre los personajes adquiere el viso clásico de plano- contraplano, pero en uno de ellos se filtra una punzada de claridad que lentamente inundará todo el plano en el siguiente momento. La luz nacida en un rincón aparece en todo su esplendor. Ha nacido el día en la jungla y también la decisión de Baloo y Bagheera de proteger al niño. Un momento importante capturado por la estética más pulcra. Una decisión narrativa impagable.

                     El libro de la selva 2

 

             

                                                                                                               CONTINUARÁ...                                                

 

]]>
Proyectom05@hotmail.com (José Amador Pérez Andujar) Animación Sun, 15 Apr 2018 21:47:06 +0200
Los Jardines de la Luna (Steven Erikson) http://www.avia.scifiworld.es/la-biblioteca-incontable/los-jardines-de-la-luna-steven-erikson.html http://www.avia.scifiworld.es/la-biblioteca-incontable/los-jardines-de-la-luna-steven-erikson.html Los Jardines de la Luna (Steven Erikson)

Primera parte de la saga "Malaz: El Libro de los Caídos", que tanto está dando que hablar últimamente, en más de un sentido.

Cuando una saga de fantasía épica compuesta por varios tomos comienza su andadura en una editorial mítica (fue el sello Timunmas quien publicó el primero allá por 2004 en dos volúmenes, “El Último Puente” y “Los Jardines de la Luna”), pasa luego a una editorial más discreta pero especializada en la materia (La Factoría de Ideas, que lo publicó de nuevo en 2009 en un solo volumen), y de repente pasa a ser fagocitada por una de las grandes que se atreve a publicar antes que ningún otro el siguiente tomo en orden de lectura (y que resulta ser nada menos que el octavo), sabes que algo está sucediendo. Y eso es precisamente lo que le ha sucedido a Steven Erikson (Toronto, Canadá, 1959) y a su saga de Malaz en nuestro país, después de que, tristemente, la editorial “La Factoría de Ideas” haya cerrado sus puertas a finales de 2015.
 
Así las cosas, no dejó de ser una excelente noticia para los aficionados que un gigante como Ediciones B se decidiese poco después a publicar el tomo VIII (“Doblan por los Mastines”, en 2017), y que además se pusiese al trabajo de republicar todos los anteriores volúmenes empezando por el que nos ocupa y que es por supuesto el primero, “Los Jardines de la Luna”, allá por marzo de 2017. Y en este caso, incluso el mes de publicación es importante, ya que muy poco después la editorial fue comprada al Grupo Zeta por Penguin Random House, quien de todos modos parece pero que muy interesado en continuar con las andanzas malazanas: a día de hoy, han aparecido ya tanto el segundo como el tercer tomo en la misma cuidada edición de tapa dura con sobrecubierta y portadas del siempre impactante Alejandro Colucci, y dado que ese primer volumen ha alcanzado ya la segunda edición, parece que en este caso podremos disfrutar completamente de los diez tomos que la conforman, más allá de esos vaivenes editoriales que tantos quebraderos nos han dado más de una (y más de dos) veces a quienes gustamos de leer este tipo de obras…
 
Por lo tanto, concentrémonos con libertad en la lectura, y disfrutemos atentamente de una obra que, como bien nos avisa su autor mismo en el prólogo que escribió para ella en 2007, es pero que muy ambiciosa. Porque estamos hablando de un mundo creado junto a su colega Ian Cameron Esslemont en los principios de la década de los 90’ y que primero fue escenario de juego de rol, luego guión cinematográfico, y finalmente novela que dio muchos tumbos hasta ser publicada allá por 1999, en una época en la que (aunque hoy día pueda parecer increíble), todo lo que oliese a género épico o fantástico estaba muerto y enterrado, y además olía a rancio y a podredumbre. Pero Erikson no se rindió ni siquiera en las condiciones más adversas, y la prueba de que tenía razón son sus incontestables ventas y la legión de fans que no para de crecer… y también de detractores, porque como él mismo reconoce, sus libros mueven al amor o al odio. Aunque la verdad es que no conviene exagerar ni ser tremendista, y sí vale la pena decir que tras la lectura del primer volumen, nos quedamos con ganas de más… y eso, en sí, ya es un gran mérito, sobre todo después de una lectura tan densa.
 
-Un sí: densa pero bien llevada, atrapa e invita a más.
 
-Un pero: tan densa que a veces es enrevesada hasta el infinito.
 
-Un mérito: que esa misma densidad no importe a la hora de disfrutarla.
 
-Un definitivo: quedan por delante nada menos que nueve tomos, y hay personajes a los que se coge cariño de inmediato, por muy siniestros que sean…
  • Los Jardines de la Luna
  • Malaz
  • Steven Erikson
    ]]>
    Jhazael2001@hotmail.com (Házael González) La Biblioteca Incontable Sun, 15 Apr 2018 20:08:01 +0200
    A Quiet Place http://www.avia.scifiworld.es/reviews/a-quiet-place.html http://www.avia.scifiworld.es/reviews/a-quiet-place.html A Quiet Place

    Don´t say a word...

    Pre-estrenada el pasado 12 de abril en la magnífica Phenomena Experience del gran Nacho Cerdá, A Quiet Place es la primera incursión dentro del género fantástico del polifacético cineasta John Krasinski. Aprovechando la historia original de la dupla artística Bryan Woods y Scott Beck, firma junto a éstos el guión de esta muy curiosa y original producción.

    Han pasado 85 días desde la aparición de unas criaturas que amenazan la supervivencia de la Humanidad. Ignoramos su procedencia. Sí éstas son mutaciones aberrantes salidas del laboratorio de un genetista demente o si son alienígenas interdimensionales aparecidos desde una brecha espacio-temporal. Sólo sabemos que son ciegas y que se guian por un mayor rango auditivo. Su marcada apariencia agresiva denota una escasa evolución en su inteligencia cognitiva, pero no así en sus capacidades primitivas de caza y aniquilación.

    Tras unos acertados planos iniciales, en donde nos presentan a una silente familia, ocurre un suceso que marca trágicamente a sus miembros. De ese suceso, saltamos al día 472 del evento terminal. En seguida, los escogidos encuadres de Krasinski nos presentan las aspiraciones artísticas de película elaborada, cuidada al detalle. Filme sin diálogos "sonoros", que nos engatusa enigmáticamente como el inicio casi mudo del 2001: A Space Odissey (1968) de Stanley Kubrick o esos silencios congelados en el tiempo de la formidable A Ghost Story (2017) de David Lowery. Película con una arriesgada propuesta formal, pero que brilla con notoria singularidad, apoyada y ¡de qué manera! en la sutil, delicada pero tétricamente sombría banda sonora que Marco Beltrami (con éste trabajo firma su 120 composición para la industria del audiovisual, ahí es nada damas y caballeros...) dirige de manera magistral, aunque debo poner un pequeño pero, no en la post-producción que Foley One realiza con acierto (suyo es también el notable resultado para The Shape of Water (2017) de Guillermo del Toro) si no en la manía ya enquistada en el cine de terror, de buscar el susto y el salto con doble giro mortal desde la butaca, con golpes de sonido sincronizados con apariciones sorpresivas, puertas que se abren, huídas con paradas en seco, etc... No me gusta. Es un truco barato, del que en la película intentan no abusar, pero que te cuelan oportunamente para mantenerte en tensión cada cierto tiempo.

    Afortunadamente, la tensión creciente sí la logran sobre todo por la pericia del director (magnífica, la puesta en escena) en contarnos una historia con monstruos casi invisibles, como si se escondieran del enfoque sin mostrárnoslos directamente con lo cual el temor a lo desconocido se amplifica. Y nos turba y agita esas estridencias que emiten los demonios invidentes que nos recuerdan a los infectados terminales sufridos en la memorable The Last of Us (2013) de Naughty Dogs, un filme el de hoy, que es algo así como la versión de bajo presupuesto y sin tanta tensión narrativa como la disfrutada en ese capricho cinematográfico que con el paso de los años se ha convertido el Sings (2002) de  M. Night Shyamalan.

    En esta nueva realidad que les toca vivir a estos náufragos de secano, no parece un buen momento para traer al mundo una nueva vida; ya sabemos que los bebés lloran y gritan y el ruído atrae inmediatamente a estos depredadores; así que para complicar aún más las cosas, la mujer está embarazada de casi 9 meses. ¿Y cómo van a hacer con el parto, sin hospitales, con la caída de la civilización?. Si andan descalzos y van como a cámara lenta para evitar hacer el menor ruído posible. ¡Qué angustia, oigan!.

    Día 473. Descubrimos que el marco temporal nos sitúa en el 2021. Un detalle menor que agradecemos ante la escasa información que nos dan de los hechos. En realidad tenemos la sensación de asomar la cabeza por la ventana de una casa desconocida y observar la muda cotidiana de una familia que vive en el alambre. Siempre pendientes de ver el siguiente tropiezo y su réplica sonora. El cuidado al pisar con esos pies desnudos y la amenaza que hábilmente nos muestra Krasinski y que la tenemos omnipresente como una espada de Damocles que no pendura sobre nuestras cabezas, si no más bien queda fija como cual clavo saliente.

    El gran éxito de A Quiet Place es su ausencia de pretenciosidad, no ofrecen más de lo que voluntariamente quieren. No hay juegos de manos, ni trilerismo narrativo. En su adn, late con fuerza el mejor ejemplo de cómo realizar un serie-b digno de elogio. No llega a la crudeza cáustica de The Road (2009) de John Hillcoat, pero el espíritu es similar en cuanto a lo que estamos dispuestos a aceptar. Damos por bueno su honestidad narativa y su coherente metraje. No buscamos una explicación científica de cómo podemos derrotar a esas bestias. Si no se han molestado por explicarnos el origen de esos leviatanes, ni por qué las mentes más brillantes del planeta no han podido frenarlas, no vamos a rasgarnos las vestiduras por una solución semi-improvisada y la verdad, aceptamos la ficción pseudocientífica sobre la absorción de energía con sus campos electromagnéticos y la ultrasensibilidad al "white noise". Es una película que brilla más por su continente que por su contenido y aplaudimos que acabe como acaba sin la posibilidad de una continuación, o al menos eso deseamos. Dejar que esa familia se arregle como bien pueda y no estiremos el chicle como si otro "proyecto cloverfield" fuera necesario.

    Es un acierto de producción, honesto, que se permite desde su discreto pero bien aprovechado presupuesto (buen trabajo de ILM en los efectos especiales, concretos, para nada desbordantes) hacer un guiño a esa Ripley del Alien (1979) de Ridley Scott, atrapada en un habitáculo minúsculo, en el Espacio Exterior, un lugar en donde nadie puede oir tus gritos; pero que en esta Tierra, es mucho peor que sí los escuchen.

    Para el próximo 20 de abril se estrenará comercialmente en las salas cinematográficas de, espero, todo el Estado. Una película que recomendamos encarecidamente, pero con la advertencia de no buscar más allá de lo que nos proponen. De no intentar convertir esta producción realizada casi artesanalmete por amigos y familiares (estoy exagerando, lo sé) en un summum teórico filosófico sobre onanismos mentales propios de otros autores de egos desmedidos. 

    Disfruten de hora y media de suspense y algo de terror en una producción con logrado ejercicio de estilo. A Hitchcock, creo que le hubiera gustado.

     

    • A Quiet Place
    • John Krasinski
    • Emily Blunt
    • Noah Jupe
      ]]>
      javieraldariz@hotmail.com (El Guerrero Mandingo) Críticas Sun, 15 Apr 2018 15:57:29 +0200
      Los Hambrientos http://www.avia.scifiworld.es/reviews/los-hambrientos.html http://www.avia.scifiworld.es/reviews/los-hambrientos.html Los Hambrientos

      Los Gritones.

      Algunas veces pasa. Son pocos los valientes, pero en ocasiones consiguen traer a la cartelera de nuestro país un film distinto, de los llamados "indies" y que gozan en su currículum con un gran número de festivales a sus espaldas, aunque esto, a la gran mayoría del público generalista, le trae sin cuidado. 

      Les Affamés bien podría ser un caso como el que estoy definiendo y es que una vez más La Aventura Audiovisual ha conseguido, aunque sea de forma minoritaria, distribuir tanto en la gran pantalla como en formato doméstico una cinta a la que difícilmente se habría podido acceder por vías legales. 

      Los muertos vivientes han conquistado el mundo. Algunos supervivientes que quedan procuran seguir adelante con sus vidas sin cruzarse con los no-muertos en medida de lo posible. Pero la falta de recursos y la constante expansión de los depredadores les obligarán sí o sí a tener que desplazarse.

      ¿Parece lo de siempre verdad? Pues bien, no lo es. Rodada con elegancia y a nivel visual con una buena cantidad de planos pictóricos Los Hambrientos nos presenta una serie de personajes en diferentes situaciones, saltando a las acciones de grupo en grupo, lo que aporta un dinamismo que era necesario para aderezar las sub-tramas de transición que hay hasta que se comienzan a generar las primeras "situaciones-zombi tipo", un amplio surtido de secuencias bien elaboradas y con un alto grado de tensión que hacen de la película un sube y baja constante. Aún con todo esto no deja de ser una película de poco diálogo, no lenta, pero sí que se deja madurar. Es más de acciones y miradas, que se ven interrumpidas estas por el estridente grito de los muertos vivientes del film, capaz de sacar de quicio incluso al budista más sosegado de Angkor.

      La naturaleza de film de autor de la película es innegable, pero no por ello su realizador, el canadiense Robin Aubert, nos entrega un trabajo pretencioso y gran culpa de ello la tiene uno de los grandes aciertos de la película, su humor negro. Bueno, su humor negro (e inteligente) y un gore que, si bien hace presencia a pinceladas, es efectivo sobradamente, en especial en combinación con el buen puñado de escenas surrealistas que pueblan la película.

      Es ya hacia el final cuando más queda de manifiesto el trasfondo social del que se dota a los personajes y cuando de menos convencionalismos tira Aubert para desenlazar la pieza.

      En resumidas cuentas, puede que no sea la película de zombis definitiva (nunca creo que lleguemos a verla) y que no aporta nada nuevo en exceso al género, pero sí es un claro ejemplo de personalidad del que deberían tomar apuntes superproducciones que la quintuplican en presupuesto como World War Z entre otras.

       

      • Les Affamés
      • The Ravenous
      • Los Hambrientos
        ]]>
        ignacio@artisticfilms.es (Ignacio López Vacas) Críticas Thu, 12 Apr 2018 19:41:02 +0200
        Black Panther http://www.avia.scifiworld.es/cine/black-panther.html http://www.avia.scifiworld.es/cine/black-panther.html BLACK PANTHER

        Marvel se muda de la megápolis a la jungla para ofrecernos el primer héroe étnico de su universo cinemático.

        ¿TENÉIS SUPERHÉROES NEGROS?
         
        Es lo que preguntó Ryan Coogler en su tienda de cómics cuando era chaval.

        Años después, este cineasta autodidacta es el responsable de adaptar al Universo Cinemático Marvel al único felino de la jungla que se mueve con dos patas. Privilegio que debe agradecer a Kevin Feige, el jefazo de Marvel, a juzgar por la declaración del propio Coogler: “He tenido suerte, porque el estudio quería que le pusiese mi sello personal”.
         
        La identidad pública de Pantera Negra co-participa en la trama de “Capitán América:Civil War” (Joe & Anthony Russo, 2016) siguiendo el diseño de fases del mega proyecto UCM que consiste en incorporar un nuevo personaje en los eventos cinemáticos para ir abriendo boca y contar después sus orígenes en otro filme (o viceversa).
        Pero en “Civil War” aparece también su alter ego vengador, un Hyde felino que se permite actuar de un modo prohibido para el Jeckyll /candidato a rey, en su intento de ajustar cuentas con el presunto asesino de su padre.
         
        Antes que un superhéroe al uso , Pantera Negra es un político, un rey cuyo propósito es proteger Wakanda del expolio y la codicia exterior, aunque al final de su arco evolutivo decida compartir sus preciados recursos con la aldea global. A diferencia de otros superhéroes, el perfil predominante en este filme sobre sus orígenes, es el de líder.

        Pero T´Challa se ve obligado a proteger por otros medios menos diplomáticos- el guerrero con superpoder- su reino al situado al margen.
         
        Se ha querido ver en este personaje otro símbolo del blackpower, o un producto blacksplotation dirigido a las audiencias afroamericanas, y tal vez lo fuese en su origen (no parece casual que en el comic adquiriese ese nombre en una época en que los Black Panthers de Malcolm X promovían la violencia frente al discurso pacifista de Luther King.

        Pero a estas alturas del milenio en que Oprah Winfrey se ha convertido en una gran influencer mediática, la reivindicación racial que inspiró el primer cine de Spike Lee se defiende en otros foros que no son la calle.
         
        En este sentido, Marvel se adelanta al cine al normalizar la figura del afroamericano. En una época en que los negros que aparecen en las pantallas suelen ser sirvientes, cómicos de vodevil o músicos de jazz con cierta reputación, Stan Lee y su banda hacen hueco en su universo mitológico a caracteres como Halcón (1969), Luke Cage (1972), Tormenta (1975), Relámpago Negro (1977) o el mismo Pantera Negra (1966).
         
        Me gusta leer este filme más bien como un “blackbuster” que aprovecha un flujo de actores afroamericanos cada vez más interesante, como antes hicieran blacksploit-movies como “Shaft” o “Cleopatra Jones”, o series-cantera como “Roots”, “The Wire”, o la cancelada “Get Down” de Baz Luhrmann .
         
        Pero volvamos al felino de dos patas.

        Los dramas dinásticos de la mitología clásica , expresados a través del motivo de la dignidad perdida o de la confianza traicionada, vuelven a aparecer en “Black Panther” .
        En esta ocasión el héroe debe limpiar los errores del pasado que el viejo rey T´Chaka deja en herencia, situándonos de este modo en la génesis del conflicto.
        Al estilo Thor, el joven T´Challa debe “matar al padre” en sentido metafórico, para superar su estigma de sangre y alcanzar la nobleza superior que se exige en cualquier liderazgo. Reformular viejos mitos ha sido una constante en la Casa de las Ideas .
         
        “¿Y por qué no un león o una jirafa?”, preguntaba con retranca mi amigo Saúl, a propósito del emblema tribal elegido.”¿Un negro con un disfraz negro? ¡Vaya disparate!", persistía en su burla.
         
        Como es habitual en el mundo superhéroe, la máscara otorga una dimensión dual al personaje. De la fealdad y el antifaz como síntoma de las identidades duales literarias (Jeckyll-Hyde, pero también El Zorro o Scaramouche) se ha evolucionado hasta el disfraz integral del superhéroe urbano.

        T´Challa se sirve de su traje- más oscuro que su propia piel- para realizar, como se ha dicho, acciones políticamente incorrectas con total impunidad, acciones punitivas que un rey y a plena luz no se permitiría.

        A diferencia de otro Black Lord clásico – Batman- , T´Challa no se esconde tras su máscara para infundir temor o ganar ventaja al adversario. La animalización de su disfraz - la Pantera- adquiere aquí otras connotaciones: es el símbolo identitario con el que se reverencia a las tradiciones en la tribal cultura wakandiana.

        ALGO SE MUEVE EN EL UNIVERSO MARVEL
         
        Una de las razones que contribuyen al espectáculo es las múltiplicidad de referencias que asisten al diseño visual en determinadas secuencias ; una absorción ( más que hibridación) por parte del relato de otros géneros , que intenta llevar a este filme de superhéroes (un género en sí mismo) más allá de la propia autocomplacencia.
         
        En la misma escritura del relato y fruto de esas invocaciones genéricas , aparecen referencias a Bond en la versión femenina que Shuri (Letitia Wright) hace de “Q”, o a las escenificaciones bélicas de la épica de masas, incluso puede reconocerse la estética “actioner” del siglo XXI tipo John Wick en el plano secuencia en el garito de Bután.

        Probablemente el fantástico del futuro sea más interesante si juega con la autorreferencia, el guiño cómplice o con el ejercicio metalingüístico para ofrecer experiencias más interactivas a la audiencia.
         
        También se nos cuela el humor en este universo marvelita , a cargo esta vez del agente de la CIA Everett Ross. Liviano y accesorio eso sí , ya que el humor provocador y gamberro se reserva para sagas como Deadpool o los Guardianes de la Galaxia, e incluso para la faceta playboy de Tony Stark que bebe sin prejuicios de la ironía de serie de Robert Downey Jr., y que por desgracia parece disolverse en cada nuevo estreno.

        Con este fin Coogler filma una escena a modo de guiño cinéfilo, que enfrenta a Bilbo Bolsón y Gollum, perdón, al agente Ross y el traficante Ulysses Klaue. Escena prescindible pero que interactúa con la audiencia más cinéfila buscando una fácil complicidad.
         
        En todo caso, la presencia de temas como los dilemas que plantea el ejercicio del poder- propio de otros géneros- o el uso de un exotismo que evoca al cine de aventuras coloniales, ayudan a que el espectáculo de tipos con superpoderes salga de su zona de confort a la búsqueda de espacios más transgresores y estimulantes.
         
        En este primer filme dedicado íntegramente a un carácter africano en el UCM, se conservan elementos que ya se han visto en anteriores entregas Marvel y que son su marca de agua; como el equilibrio entre conflicto y acción, el virtuosismo en la recreación de mundos inventados, cierta relectura de las sagas clásicas o la voluntad de vincular la trama con la actualidad. Pero también se apunta la idea -a mi juicio interesante- de que el cine mainstream puede ser un vehículo para reflexionar sobre asuntos de actualidad, sobre temas sociales o políticos como ya se hizo en la sci-fi finisecular más comprometida, en títulos como “Rollerball” (Norman Jewison,1975) , “Soylent Green” (Richard Fleischer, 1973)”, o en la adaptación de las distopías escritas por Pierre Boulle (“Planet of the Apes”, Franklin Schaffner, 1968) o Richard Matheson (“The Omega Man”, Boris Sagal, 1971), sin olvidar que el destinatario de estos productos fue el gran público.
        Los géneros populares aparecen como vehículos perfectos para exponer la realidad de los conflictos humanos.
         
        Concretamente en Pantera Negra he visto, oculto en su relato espectacular, el planteamiento de dos visiones contrapuestas para luchar contra la desigualdad y el supremacismo. Son las dos vías que encarnan T´Challa y Killmonger que viene del guetto urbano del primer mundo para reclamar un trono y conseguir recursos para su particular cruzada.

        Poseer el vibranio supone hacerse con un arma de exterminio absoluto o bien con un material valioso para construir un mundo mejor. Ahí lo dejo.

        UN MUNDO MARAVILLOSO
         
        El mito de la civilización oculta y avanzada que recrea Wakanda nos evoca otros reinos deseados como el valle mistico de Shangri-La que se oculta en las Montañas Kunlun, la Isla Calavera de Kong o incluso El Dorado, lugares incontaminados cuya armonía se ve amenazada por comerciantes sin escrúpulos como Klaue (Andy Serkis en plan analógico) o cualquiera de los cazadores de marfil del universo Tarzán , otro personaje paradigma del buen salvaje y primer héroe ecológico que también protege su particular paraíso situado en el mítico Macizo Mutia.
         
        Con acierto se ha descrito Wakanda como una “utopía afro-futurista que mezcla tecnología ci-fi con el misticismo tribal ancestral” Es el resultado del proceso de investigación que llevó a Coogler al desplazarse a Africa para consultar a expertos en historia y política tribal , a Ludwig Göransson a grabar con músicos locales de Suráfrica y Senegal y probablemente a Rachel Morrison a fotografiar la película teniendo en cuenta el cromatismo y la luz del viejo continente.

        Algo patente en las secuencias wakandianas y en las sonoridades rítmicas que recrean la atmósfera étnica en la película y que en mi opinión, consiguen una contextualización geocultural más verosímil y reconocible que la pretendida en el Asgard de Thor con respecto a la cultura nórdica.
         
        Y como en reinos selváticos estamos, también podría verse en Pantera Negra, tanto en su carácter protector como en su cualidad de omnipresente sombra, una réplica del célebre personaje de Lee Falk “The Phantom”, defensor de los nativos y su jungla en la isla de Bengala. Si “Phantom” conseguía su poder juntando las míticas calaveras de Tuganda, el bebedizo de la hierba en forma de corazón cultivado sobre el asombroso sustrato mineral es lo que da a Pantera Negra su fuerza y habilidades y a Wakanda su tecnología punta.
         
        ¿QUIÉNES SON ESOS MUCHACHOS DE COLOR?
         
        El cuidado que ponen los Estudios Marvel en el casting de las sucesivas películas da una idea de los contratos millonarios que manejan pero también del interés en producir entretenimiento equilibrando la CGI y la calidad interpretativa. La aparición de actores como Cumberbatch, Hiddleston, William Hurt, Anthony Hopkins, Angela Basset o Paul Bettany así lo demuestran.
         
        Cuenta el filme con la oscarizada Lupita Nyong´o (Nakia), la veterana Angela Basset(Ramonda) que en su día coqueteó con el fantástico de qualité en “Días extraños”(íd,Kathryn Bigelow, 1995) , junto a rostros menos conocidos pero eficientes como Danai Gurira (Okoye) , Letitia Wright ( Shuri), Daniel Kaluuya (W, Kabi) o Winston Duke (M´Baku).
         
        Chadwick Boseman, nuestro héroe, llega a su Pantera Negra avalado por una versátil carrera que va desde sus biopic sobre el abogado de la NAACP Thurgood Marshall en “Marshall” (Reginald Hudlin, 2017) ,o sobre el padrino del soul James Brown en “Get on Up” (Tate Taylor, 2014) hasta el drama criminal de “Message from the King” (Fabrice du Welz, 2016 ) , un producto de la factoria Netflix donde encarna al joven Jason King que llega a L.A. buscando a su hermana desaparecida y se mete en una grotesca trama criminal centrada en el mundo del cine y que no gustó a la prensa especializada de Hollywood.
         
        No vamos a hablar de su inclusión a última hora en “Gods of Egypt” (Alex Proyas,2016) que se vende como “una de fantasía con deidades egipcias” como gancho y donde la piel de Boseman en su papel del dios Thoth resalta infinitamente entre tanto blanqueamiento racial de casting , hecho que desató airadas polémicas.
         
        Michael B. Jordan, a diferencia de Boseman, es ya un veterano en filmes de personajes con poderes especiales. Josh Trank nos lo descubre en “Chronicle” (Poder sin límites,2012) como un joven negro con poderes telekinéticos accidentales que ya quisiera para sí la Carrie de Stephen King. Y Trank lo hace mezclando hábilmente la estética del found footage , el drama adolescente y elementos fantásticos presentados de un modo realista.
         
        Poco después el propio Trank , contratado por la Fox , pensó en Michael para perpetrar un cambio de raza sobre la Antorcha Humana en el reboot que rodó en 2015 sobre los Cuatro Fantásticos , subvirtiendo el canon de la relación consanguínea que existe entre Johnny y Sue Storm (Kate Mara).

        Aquí, curiosamente, es Michael B. Jordan quien resalta por su negritud levantando ampollas entre el fandom comiquero.
         
        Del Edificio Baxter, Michael salta al ring con un tal Balboa como couch de lujo en “Creed” (Ryan Coogler, 2015), un spin-off de la saga de Rocky donde el propio Coogler le hace sacar músculo.
         
        Y llega “Black Panther”, peli en la que (por fin) Chadwick y Michael B. pueden lucir a gusto sus colores de origen sin que haya polémica por medio.
         
        En el caso de Michael “Killmonger” Jordan , su buena planta y las interesantes motivaciones que Joe Robert Cole escribió para el personaje, lo convierten en un antagonista altamente atractivo para las audiencias.
         
        SUPERHÉROES, GUÍA DE CREACIÓN. LA GÉNESIS DEL MITO.
         
        Ya lo dice Joel Kinnaman en una entrevista sobre sus motivaciones para “enfundarse” el personaje de Takeshi Kovacs en la distopía neo-noir “Altered Carbon” : “lo interesante es cuando la gente tiene defectos y supera obstáculos. Si uno es demasiado bueno en todo, no te impresiona”.

        Algo que tiene en cuenta Stan Lee, el supremo creador de caracteres, cuando opina que “es de vital importancia darle una debilidad a tu personaje” Cierto: si a Supermán le dejas sin kriptonita lo conviertes en un personaje menos interesante.

        T´Challa, despojado de su poder, debe luchar como “un mortal más” por su derecho al trono de Wakanda.
         
        Y ese despojamiento es doble : pierde su reinado y sus poderes a un tiempo, siendo expresión ejemplar del tema recurrente del “ascenso y caída del héroe”. Una caída nada metafórica: T´Challa es arrojado a la sima hacia donde se precipitan las aguas de la cascada ritual. Esta escena evoca la propia dialéctica del Mito, evocación que también aparece en la secuencia inicial, en esa síntesis del “relato ocurrido antes del relato del que forma parte”, un momento que adquiere texturas míticas por el uso de la animación digital en oposición a la fotorrealidad usada en las secuencias posteriores. Es como el equivalente audiovisual del “érase una vez” de los cuentos populares que, por cierto, tienen cierto parentesco con el mito.
         
        A partir de aquí, T´Challa vivirá su destierro,su particular purgatorio, suspendido en esa línea invisible que dibuja la superficie de la muerte y desde la que ha de volver renacido y renovado.
         
        CUATRO APUNTES A MODO DE CONCLUSIÓN
         
        Primero- Uno de los puntos fuertes del filme es el atractivo que posee el personaje antagonista (tanto que incluso eclipsa al perfil de T´Challa), un personaje complejo en sus motivaciones en las que se combinan la venganza (reclamar por sangre un poder que cree le han usurpado) y la preocupación por defender a su raza que malvive en el guetto urbano donde ha crecido. Motivación que sirve como pretexto para oponer el uso de la acción violenta (el vibranio como aliado definitivo) frente a la inacción de la política wakandiana para comprometerse en los foros mundiales.
         
        Segundo- Del planteamiento anterior se deduce otro acierto: una apuesta de futuro , aunque tímida, para llevar a otros terrenos el género de superhéroes, resustanciándolo y convirtiéndolo en un género adulto que combine lo espectacular con lo discursivo; en este caso, reflejar asuntos geopolíticos reconocibles del mundo real y plantear una dialéctica , a lomo de los modos de la acción y el espectáculo, entre dos formas opuestas de entender el poder y su responsabilidad.
         
        Tercero- Cito una reflexión del crítico Diego Salgado que me parece oportuna y que extraigo de un interesante debate acerca del audiovisual de los superhéroes.
        Opina el autor que “uno de los potenciales más claros del cine de superhéroes no es solo el de instituirse género eterno en el imaginario popular, como antaño el western o el cine de piratas, sino dialogar con estos y ejercer como mutágeno a largo plazo de sus constantes, como han apostado por hacer ya con buenos resultados, “El caballero oscuro” (Christopher Nolan, 2008) o “Capitán America: El soldado de invierno” (Joe & Anthony Russo, 2014), reformulaciones respectivas del thriller urbano y el conspiranoico.”
         
        Cuarto- Resaltar la rentabilidad en pantalla de la inmersión exploradora de Coogler y su equipo de la realidad geopolítica y social del entorno donde los personajes interactuan. El resultado gana en efectismo y tridimensionalidad.

        Y no solamente el filme se beneficia del estudio sobre el terreno de símbolos, rítmos y rituales de la cultura afro, sino también de la elección de unos protagonistas entregados a sus personajes con pura devoción, sin la cual probablemente Chadwick Pantera Boseman no habría podido declarar en plan enciclopédico que “su personaje se inspira en varios aspectos del papel. Que de Christopher Priest toma la conexión espiritual. Que la idea del héroe invencible ya está en la versión dibujada de “Reggie” Hudlin y que la concepción del héroe tranquilo la ha captado en Stan Lee” Ahí queda eso.

        • Chadwick Boseman
        • Michael B Jordan
        • Black Panther
          ]]>
          char64kim@yahoo.es (Jose Manuel Paradela) Críticas Thu, 12 Apr 2018 13:22:41 +0200
          Tráiler final para Han Solo: Una historia de Star Wars http://www.avia.scifiworld.es/cine/trailer-final-para-han-solo-una-historia-de-star-wars.html http://www.avia.scifiworld.es/cine/trailer-final-para-han-solo-una-historia-de-star-wars.html Tráiler final para Han Solo: Una historia de Star Wars

          El film protagonizado por Alden Ehrenreich

          Ya está aquí el tráiler final de Han Solo: Una historia de Star Wars, el film dirigido por Ron Howard que nos mostrará las aventuras del contrabandista más carismático de la galaxiaantes de los acontecimientos de Star Wars: Una nueva esperanza, e incluye sus primeros encuentros con Chewbacca y Lando Calrissian, el otro canalla jugador de cartas de una galaxia muy, muy lejana.

          La película protagonizada por Alden Ehrenreich, Donald Glover, Joonas Suotamo, Woody Harrelson, Emilia Clarke, Thandie Newton y Phoebe Waller-Bridge, y dirigida por Ron Howard, llegará a los cines el 25 de mayo.

          {youtube}jPEYpryMp2s{/youtube}

          • Han Solo
          • Solo
          • Star Wars
          • Ron Howard
            ]]>
            info@scifiworld.es (Scifiworld) Cine Mon, 09 Apr 2018 08:58:15 +0200
            Pacific Rim: Insurrección http://www.avia.scifiworld.es/reviews/pacific-rim-insurreccion.html http://www.avia.scifiworld.es/reviews/pacific-rim-insurreccion.html Pacific Rim: Insurrección

            Sin pretensiones.

             

            El año del triunfo en los Óscars de Guillermo del Toro y en la misma franja temporal aproximadamente llegaba a cartelera la secuela de uno de sus films más palomiteros. La Pacific Rim de Del Toro nos daba todo lo que necesitábamos. Sin dejar de ser un blockbuster al uso con gigantescas criaturas repartiéndose leña y destruyendo ciudades, el mexicano sabía implantar su toque y llevar la cinta un poco más allá de lo que los cánones de lo mainstream mandan dotándola de un punto de excelencia visual fascinante y entregaba una propuesta llena de dinamismo y personalidad. Más o menos todo lo que le falta a su continuación. 

            Han pasado diez años desde la primera invasión kaiju a la humanidad. Pero la paz no está asegurada ya que los Kaiju vuelven mediante un portal interdimensional con el objetivo (again) de destruir a la raza humana. Ante este nuevo horror, los Jaegers, robots de guerra gigantes pilotados por dos personas que se conectan neuronalmente, ya no están a la altura de esta amenaza. Entonces los supervivientes de la primera invasión junto con un grupo de nuevos tripulantes tendrán que ponerse manos a la obra, idear nuevas ofensivas y combatir de nuevo a los malignos extraterrestres. 

            No me tachen de hipócrita, esta segunda entrega de este universo (que parece se expandirá más allá de dos films) también da lo que promete, gigantescas batallas, secuencias de acción bien filmadas y un entretenimiento pasajero honesto. Pero más allá de eso, que era lo mínimo que la cinta de Steven S. DeKnight podía ofrecer, nos encontramos con un nulo aporte de nada nuevo para la franquicia. Ya no pido ese sello tan personal que implantó Del Toro, pero si algo que la haga destacar entre tantos y tantos manuales. ¿Qué son manuales os preguntaréis? Pues Pacific Rim: Insurrección bien podría ser un manual de cómo hacer una superproducción que puede ser visionada sin ningún tipo de problema (siempre y cuando no seas un hater extremo, algo muy de moda en los últimos tiempos) y a su vez olvidada a las pocas horas de poner los pies fuera de la sala. Véase: trama manida, personajes estereotipados sobremanera, acción y explosiones a raudales y un crisol de caras de variadas etnias para su mayor exhibición en todos los mercados posibles lejos de los Estados Unidos. 

            El desarrollo no tiene nada de novedoso, los personajes interactúan entre ellos en punto muerto y todo lo relativo al avance de los acontecimientos es impersonal, pero eso sí, una vez llegados a las persecuciones, batallas, explosiones y todo tipo de destrozos que se os ocurran que unos dinosáuricos robots pueden causar en una metrópolis todo es espectáculo del bueno. Si no tienes ningún tipo de pretensión y aceptas estas condiciones saldrás airoso de Pacific Rim: Insurrección habiéndola incluso disfrutado, sino aléjate lo máximo posible de esta pieza.

            En resumidas cuentas, una secuela que no pasará a la historia y que solo sirve para echar un rato distendido entre efectos especiales de gran pirotecnia y para expandir una franquicia que ha quedado abierta esperando una tercera entrega. Esperemos que el próximo capítulo de Jaegers vs. Kaijus ofrezca algo más que un puñado de secuencias de acción bien elaboradas. No pido un guion de Óscar, me vale con algo que, aunque no sobrepase lo elemental, al menos no contenga el mismo número de agujeros argumentales que de puñetazos entre sus protagonistas.

             

            • Pacific Rim: Uprising
            • Pacific Rim
            • Pacific Rim: Insurreccion
              ]]>
              ignacio@artisticfilms.es (Ignacio López Vacas) Críticas Fri, 06 Apr 2018 13:59:34 +0200
              Punisher (Jason Aaron y Steve Dillon) http://www.avia.scifiworld.es/comics/punisher-jason-aaron-y-steve-dillon.html http://www.avia.scifiworld.es/comics/punisher-jason-aaron-y-steve-dillon.html Punisher (Jason Aaron y Steve Dillon)

              ¿El final de Punisher?

               

              Aprovechando el visionado de la serie de Punisher producida por Netflix, me parece un buen momento para comentar algunas de las etapas del conocido antihéroe que más me han gustado en el cómic. Mi amor por el personaje volvió a resurgir gracias a Garth Ennis, ya que tomó el relevo del personaje en uno de sus momentos más bajos y volvió a introducirlo en el ambiente urbano sucio, alejándolo del resto de la platea que habita el mundo superheroico. De hecho, Ennis ha admitido en diversas ocasiones que odia a los superhéroes en mallas. De este modo, el guionista olvidó todo lo que había pasado previamente con el personaje y se centró única y exclusivamente en su faceta como vigilante, acompañado de litros de hemoglobina y con mala leche a raudales. Sin embargo, puede que este lavado de cara no gustara a los fans acérrimos, sobretodo porque la marca de la casa suele ser el humor socarrón, principalmente en la toma de contacto con el personaje. A pesar de ello, a medida que avanzaba y se familiarizaba con el personaje logró una interesantísima deconstrucción del mismo, dejó a un lado ese humor negro tan característico de sus historias y se centró en la violencia más cruda y en la psicopatía del personaje. Asimismo, a medida que se acrecentaba su psicopatía desaparecía la fragilidad demostrada en algunas historias, las dudas sobre su "trabajo" y parecía convertirse casi en un hombre del saco para los villanos, físicamente invulnerable.

              Ennis señaló que el origen de Punisher no se encontraba en el asesinato de su familia, sino que eso simplemente le ofreció una razón para continuar su guerra. Este desgraciado incidente actuó como catalizador de todo el odio y la ira que Castle ya contenía (e incluso podría ser considerado congénita), es decir, que la psicopatía del personaje no era algo adquirido sino algo inherente a él. Podemos ver como en el volumen dedicado a sus orígenes, la supervivencia del personaje durante la guerra se debe a que Castle es una máquina de matar. En cualquier caso, mi objetivo no es el de analizar la etapa de Ennis en Punisher. Aunque amo esta etapa y considero que se encuentra entre las mejores del antihéroe, el final que creó para Castle dibujado por Corben no me dejó un buen sabor de boca, a pesar de que gane con cada nueva lectura. De la misma manera, Punisher vs Universo Marvel también ofrece una alternativa interesante a este final a lo "Soy Leyenda", aunque está claro que Castle no se adaptará a la “normalidad” impuesta.

              Jason Aaron y Steve Dillon tuvieron la difícil tarea de continuar el trabajo iniciado por Ennis y poner punto y final a la vida del bueno de Castle. Los autores crearon un Castle envejecido y más cansado que nunca, cuyas fuerzas ya no son lo que eran, al que sus enemigos le superan físicamente y al que las secuelas físicas le dejan más mella que nunca. Desde el primer volumen vemos cómo cada nueva pelea se salda con irreversibles secuelas físicas y con el deseo de Castle de terminar de una vez por todas. Por ello, Castle tiene la certeza de que está cerca su final (aunque siempre puede haber un Franken-Castle). De hecho, la certeza de que su guerra solo llegará al final, cuando acaben definitivamente con él, está más cerca que nunca.                                                   

              En esta línea argumental el protagonismo masculino recae, principalmente, en CastleBullseye y Kingpin, mientras que en el apartado femenino destacan Vanessa Fisk y Elektra. La historia dedica bastantes páginas al enfrentamiento directo de Castle contra Bullseye. Sin embargo, el interés de este enfrentamiento no radica en la batalla física entre ambos sino en el esfuerzo ímprobo de Bullseye por entender la psique de Castle y, de ese modo, destruirlo definitivamente. Para ello, necesitará experimentar lo que implicó la pérdida de sus seres queridos, cosa que le da más de un quebradero de cabeza al bueno de Bullseye. Finalmente, Bullseye da con la clave y se salda con la destrucción psicológica de Castle, puesto que jamás pensó que nadie podría descubrirlo. Asumir que ese perturbado entendería que el matrimonio de Castle estaba roto antes de que los asesinaran y que la insatisfacción vital de Castle. Por lo tanto, eso causa mayor daño en Punisher que el propio enfrentamiento físico, cosa que Bullseye no le pondrá nada fácil.           

              Sabemos que Punisher no se detendrá con la muerte de Bullseye y llegará hasta el final, pasando por la cárcel. No obstante, esto no detendrá a nuestro amado antihéroe hasta llegar a la mente maestra que se encuentra a la sombra de todo este plan, es decir, a Kingpin, retratado como un verdadero psicópata de manual y que no duda en utilizar a su propia familia para ascender al puesto que cree debe alcanzar en el hampa. Pero su mujer, Vanessa, le pondrá las cosas difíciles a Fisk por haberle robado lo que más quería en esta vida, a su hijo. En estas intrincadas relaciones entre los personajes, nos encontramos al último escollo para PunisherElektra. Alejada del retrato que hizo Frank Miller de esta ninja, tenemos a otra verdadera villana capaz de conspirar con cualquier personaje y lograr sus objetivos, aunque no le espera un final halagüeño y menos con Punisher de por medio. Todas estas historias culminarán con la destrucción de todos los personajes y con la inclusión de Furia limpiando el perímetro.

              Por último, cabe destacar que el diseño de personajes en esta obra es excelente (más en el apartado del guion pergeñado que en el visual). Realmente, se muestra como una digna continuación de lo iniciado por Ennis, con una desvinculación de ese hombre del saco y creando un personaje más frágil, envejecido y físicamente vulnerable. Su lectura es amena y trepidante, sin un descenso en el interés de la historia y sin personajes o tramas de relleno aburridos. Repleta de violencia a raudales que os salpicará en cada página si os dejáis llevar por la obra. Es por ello que creo que debe ser una lectura obligatoria para todos los ávidos admiradores del antihéroe, para lectores ocasionales de cómic, de género negro o incondicionales de Marvel. Aunque no os dejéis engañar y asumáis que estas líneas argumentales son el culmen del personaje, puesto que el trabajo posterior de Greg Rucka es j… interesante y con nuevas tramas completamente distintas de las descritas previamente.

              • punisher
              • Steve Dillon
              • Jason Aaron
              • elektra
                ]]>
                Angel.Romero@uv.es (Ángel Romero) Cómics Tue, 03 Apr 2018 12:56:37 +0200
                ¿El Joker? ¡No, es Jerome White! http://www.avia.scifiworld.es/tv/el-joker-no-es-jerome-white.html http://www.avia.scifiworld.es/tv/el-joker-no-es-jerome-white.html ¿El Joker? ¡No, es Jerome White!

                Descubre el nuevo y loco tráiler de la cuarta temporada de Gotham

                Os presentamos el nuevo tráiler de la cuarta temporada de Gotham, en el que de la mano de Jerome White conocemos a la Legion de los Horribles que aterrorizará Gotham en esta nueva temporada y que provocará más de un dolor de cabeza a Jim Gordon.

                Pese a que pueda parecerlo, Jerome White no es el Joker que todos amamos y conocemos. El verdadero Joker será introducido más tarde en la serie.

                El nuevo tráiler nos deja entrever un gran misterio que lo cambiará todo en la serie. Veremos hacia donde nos llega esta serie que tantas alegrías no está dando.

                {youtube}q432ZX6SHsc{/youtube}

                • Gotham
                  ]]>
                  info@scifiworld.es (Scifiworld) TV/VOD Tue, 03 Apr 2018 11:24:24 +0200